- Editorial -
La tlaxcaltequidad
La tlaxcaltequidad se parece mucho a la expresión "mexicanidad" que José Vasconcelos acuñó en los tiempos posrevolucionarios en los que era necesaria la reorganización social después de la guerra y frente a la división de grupos  en vencedores y vencidos.

Reconstruir una patria implica sostenerla en conceptos e ideales sobre el ser de los mexicanos ¿qué fuimos, qué somos y que queremos ser? pero sobre todo qué somos ahora en tiempos posrevolucionarios, se preguntaba Vasconcelos.  

La tlaxcaltequidad tiene el mismo sentido, va y viene con sus preguntas sobre ¿qué somos los tlaxcatecas, qué es lo que nos une, qué es aquello que nos distingue y lo que nos da esa sutileza y aire de ser y no ser otra cosa

Desiderio Hernández Xochitiotzin es uno de los tlaxcatecas que acuñó y promovió el concepto que abarca no solo las ideas que siempre se escapan de las manos sino las expresiones artísticas prehispánicas, los reductos arqueológicos y las tradiciones que marcan estilos y expresiones que remiten a eso que somos los tlaxcaltecas

Este año se conmemoran los 500 años del encuentro de dos culturas, choque y alianza que forjó con fe, sangre y fuego el agrupamiento de las regiones en una nación siempre en procesos de lucha y que se presta para reflexionar sobre este concepto. 

Sin embargo, antes de intentar agrupar en un concepto el explosivo ser que abarca expresiones, conductas, espíritus y actitudes, quizá la reflexión debería centrarse en ¿qué estamos haciendo para conservar aquello que fuimos y que aun determina lo que somos frente a los procesos culturales vertiginosos?

Un proceso similar se está experimentando al interior del nuevo gobierno federal, al menos desde la secretaría de cultura con sede provisional en Tlaxcala, se ha proyectado regresar a las tradiciones, reforzar los sentidos buscándolos en los orígenes.  

No sabemos si sea bueno o malo, lo cierto es que una persona como un pueblo son por su pasado y sus vivencias (recuerdos); anclarse a ellas es reconocerse para iniciar la búsqueda sobre la tlaxcaltequidad o la mexicanidad, en fin, sobre lo que somos y queremos ser. 

Lo otro sería asumir que ningún concepto puede agrupar el devenir como lo intentó Vasconcelos o lo explicó Samuel Ramos y Octavio Paz, sino solo asumir que nos desenvolvemos en el tiempo con nuestras oposiciones y soledades. 
 
Sin limites con Lupita Morga; Violencia Política

El Quinto Patio
Carolina Vásquez Araya
Columna
Espiridion Conde Nieva
Crónicas de una Inquilina
Ilka Oliva Corado.
Democracia o Nano/Cleptocracia
José Luis Parra Gutiérrez
México en ruinas
Octavio Aristeo López
www.zonacritica.mx 2018 Legal y Privacidad Contacto Periodismo Social, Político y de Investigación