Columna
Espiridion Conde Nieva
Renovada politizacion de la politica
28/May/2018

 
Es curioso que en la actual fase en que se encuentra la campaña política presidencial, que se esperaría fuera de presentar esquemas más detallados de los programas y proyectos que harán singular y destacado el sexenio de cada candidato, dos de ellos se ocupen de moverse en el fango y pretendan arrastrar hacia éste, no sólo a sus contrincantes, si no a algunas instituciones del país. Resulta común que casos como el señalado se presenten en similares situaciones y que ponen a prueba la solidez que se supone las caracteriza, pero en este caso parece que dos de las joyas de la mermada credibilidad judicial participan con verdadero entusiasmo en el servil papel que les piden desempeñar y… son la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje con sede en la Ciudad de México por un lado, además de la Fiscalía General de Justicia de Guerrero En concierto con los señalamientos políticos que inicialmente formulara como ruindad, como se ha reseñado, Ricardo Anaya, ahora entusiastamente lo secunda sin rubor alguno el personaje que nos ofrece su integridad como garantía de desempeño, es decir el señor Pepe Mid, que en el último debate presidencial señalaba la grave responsabilidad del candidato de la alianza que encabeza Morena, con el objeto obvio de restarle credibilidad a sus propuestas para moralizar a la política, la nominación como candidatos plurinominales de MORENA al Senado a Napoleón Gómez Urrutia y a Nestora Salgado, ahora con ensayada puntualidad han sido reabiertos expedientes que anteriormente ya habían manejado, de los cuales existen resoluciones tanto de jueces del Poder Judicial de la Federación, como de instancias de carácter internacional, que desacreditan el fondo de los mismos. Esto nos conduce a continuar señalando que no es ociosa la insistencia que desde variados frentes se presenta al poder político para que las instancias de procuración de justicia queden blindadas contra el acoso político y no únicamente que se les maquille con el cambio de denominación, como en el caso de Guerrero donde la Procuraduría mudó a Fiscalía para continuar operando como una instancia que sigue respondiendo en su actuar, con las consignas del gobernador en turno. ¡Ah!, pero eso sí, volviendo a los debates, el en primero, Anaya señalaba con gran escándalo a El Peje que el titular del Poder Ejecutivo no puede de acuerdo a la normatividad reciente en la materia, proponer en la terna a consideración del Senado de la República a su candidato para encabezar a la Fiscalía General, pues esta tarea corresponde realizarla a las organizaciones de la sociedad civil. Es conocida la idea de AMLO de impulsar a don Bernardo Bátiz Vázquez para esta función, que en aspectos de ética y desempeño en tareas de esta naturaleza, se diferencia muy bien de personajes como el inolvidable Jesús Murillo Karam y el casi ya nominado Fiscal General, Raúl Cervantes Andrade. La actuación de la Fiscalía, como de la JFCA aludidas, no sólo siembra dudas sobre la elegibilidad de los citados personajes para su registro definitivo ante el INE, desprestigiando la imagen del frente electoral que los respalda, sino que nos acercaría a los totalitarismos que no atienden los pronunciamientos y señalamientos de instancias internacionales, dando muestras de una venezolanización, de la que dicen abominar.
 
 
  Otras entradas de: Columna  
www.zonacritica.mx 2018 Legal y Privacidad Contacto Periodismo Social, Político y de Investigación