Entresijos de la Política
Angélica Cazarín Martínez
LA LUCHA POR EL PODER DESDE EL PODER
15/Ago/2011

 

 



           De no llegarse a un acuerdo en el Congreso Norteamericano, la crisis económica que se avecina en Estados Unidos para evitar la suspensión de pagos generará para muchos países en el mundo un efecto dominó devastador y en especial para México, pues nuestra economía es altamente dependiente de aquella. En estos últimos días congresistas demócratas y republicanos y el propio Obama tratan de llegar a un acuerdo que permita al Gobierno elevar el límite de deuda a cambio de fuertes recortes del gasto público, sin embargo, la nube negra de los miembros del Tea Party han anunciado que se opondrán.


Si bien se está buscando el acuerdo en el congreso, el presidente Barack Obama tiene previsto emitir desde sus facultades una ley para evitar el impago antes de que se cumpla la fecha fatal, el problema radica en el compromiso que los demócratas adquieren con los republicanos y sus exigencias, pues ellos piden que se haga en dos etapas siendo las dos por una cantidad idéntica al volumen de recortes públicos que se acepten. En ningún caso, al menos en una primera fase, se aplicarán subidas de impuestos a las mayores fortunas, a cambio de eso Obama conseguiría que la extensión de la deuda no tenga que ser de nuevo votada en el Congreso en enero próximo, sino que se hará de forma automática hasta comienzos de 2013 ya pasadas las elecciones presidenciales del año próximo. 


Entre las exigencias de los republicanos están reducciones del gasto significativamente mayores que las que proponían los demócratas: ascenderán a 3 billones de dólares en diez años y afectarán a los programas sociales más necesarios para los pobres, incluida la asistencia sanitaria y las ayudas a impedidos físicos o las familias con escasos recursos.  En caso de llegar a un acuerdo además se pondría en marcha una comisión bipartidista con plenos poderes para decidir recortes suplementarios. La cifra que finalmente decida esa comisión tendrá que ser aceptada sin enmiendas por el Congreso este mismo año y, a cambio, se elevaría de nuevo la deuda de forma automática por la misma cantidad que los recortes que se fijen.  De esta manera, los republicanos consiguen imponer su principio de que la deuda, que actualmente asciende a 14,3 billones de dólares, no aumente ni un dólar por encima de la reducción del déficit y Obama obtiene dinero para que su administración siga funcionando normalmente hasta el final de su mandato.  Es casi seguro que se logrará un acuerdo sobre la base de recortes impostergables lo que en el corto y largo plazo afectará el entorno económico en el país y en el mundo. 


En México uno de cada cinco empleos depende de la demanda de productos en EU, el comercio, las remesas y el turismo serían los primeros sectores afectados, además habría fuga de capitales, cambios abruptos en las tasas de interés y movimientos en el tipo de cambio y aunque en los últimos años ha habido estabilidad macroeconómica, no se ha podido elevar los niveles de calidad de vida de la población.  Tal vez habría que reflexionar más profundamente sobre si el fantasma de ésta crisis mundial lo que en realidad devela es el nacimiento de lo que sería un nuevo modelo económico, por lo que se habrá de tener cuidado en saber que “El poder sin límites, es un frenesí que arruina su propia autoridad”[1].








[1] Fénelon (1651-1715) Escritor y teólogo francés.


 
 
  Otras entradas de: Entresijos de la Política  
2011-07-14 - UN SECRETO A VOCES
www.zonacritica.mx 2018 Legal y Privacidad Contacto Periodismo Social, Político y de Investigación