Columna
Espiridion Conde Nieva
EL ORGULLO DE LOS POBRES
18/Ene/2016

 

 

El orgullo de los pobres por presentar a su dirigente como una persona de éxito, llega en ocasiones a expresarse en una conducta enfermiza. En mi infancia conocí un aspecto de tal fenómeno en el sindicato al que pertenecía mi padre. Imagine Usted una fábrica textil de Santa Ana Chiautempan con tecnología atrasada para mediados del siglo pasado, que se hizo obsoleta cuando arribaba la década de los setentas, lo que obligó a su cierre. En tal contexto, los obreros que no podían considerarse como bien pagados, con esfuerzo extremos lograron que el líder de su sindicato pudiera lucir un auto Mercedes Benz, pues según se les convenció, Nicolás López Galindo no podía ser menos que sus similares de otras empresas y organizaciones.

Ya estamos en otro siglo y el promedio de los mexicanos aventajamos en conciencia a la muy manipulada entonces en los sindicatos, que entre otras características guiaban a sus agremiados hasta en la forma de votar en las elecciones constitucionales. Creo por ello que muy pocos connacionales puedan aceptar que en el marco de la crisis económica por la que se atraviesa, resulte todo un acierto que se destine parte del presupuesto gubernamental para adquirir y  adaptar un avión presidencial de dimensiones poco modestas que han obligado a realizar ampliaciones al hangar correspondiente en el aeropuerto capitalino; conjunto que en poco tiempo se deberá abandonar para pasarse a un nuevo emplazamiento.

Abundando en la cuestión del transporte presidencial, resulta contradictorio que cuando la política oficial en cuanto a transporte se ha volcado en sustituir la propiedad por la modalidad del arriendo de vehículos en las dependencias gubernamentales, que por cierto ha resultado un jugoso atractivo empresarial para adquirir administrar y dar mantenimiento a extensas flotillas. En este caso se desatiende esta línea de acción y se opta por la adquisición de la cuestionada nave. Se nos dirá que la decisión obedece a cuestiones de seguridad nacional, pero personajes de talla internacional como los papas viajan en aviones alquilados, en el caso del pontífice de Roma en convenio con Alitalia, que incluso da prestigio a la aerolínea.

Al cúmulo de razones de orden financiero, seguridad nacional y hasta imagen del país que pueden esgrimirse en apoyo a la decisión tomada por los panistas que estuvieron en Los Pinos del 2006 al 2012 y ratificada por los priistas que llegaron ese último año, sólo se les pueden presentar razones de orden moral y de sensibilidad social, merced de la situación de estrecheces económicas que afectan al grueso de la población. Con disgusto y pesar vemos que tales razones han resultado avasalladas por el pensamiento vigente de Joaquín Gamboa Pascoe, para quien representar a obreros pobres no lo obligaba a calzar huaraches y que un líder rico si podía moralmente dirigir  a este tipo de trabajadores.

Finalmente habría que preguntarse también si es apropiado que quien gobierna a nombre de los dueños del país, se le ocurra designar a su lugar de trabajo en el aire con el nombre de quien se consideraba el siervo de la nación.

VISION DE TLAXCALA

En la plática que hace algo llevadera la asistencia a la capilla de velación de uno de mis amigos y compañeros de trabajo, se repasaron los eventos que en la actualidad ocurren en la entidad. Ahí me enteré de un exhorto partidario escuchado en Calpulalpan en aquellas elecciones municipales que por primera vez perdía el PRI el siglo pasado. Textualmente expresaba “En mi casa me enseñaron a ser católica y priista. Me moriré siendo católica y priista”: Martha Palafox Gutiérrez, candidata de MORENA al gobierno de Tlaxcala.    

 
 
  Otras entradas de: Columna  
2015-12-14 - Y AHORA RESULTA…
2015-10-19 - Dinero negro
2015-10-12 - CONGRATULACIONES
www.zonacritica.mx 2018 Legal y Privacidad Contacto Periodismo Social, Político y de Investigación