Columna
Espiridion Conde Nieva
PARA YA NO HABLAR DE CORRUPCIÓN
24/Feb/2016

 

 

 

¿Valdrá la pena insistir en el encierro mediático que se le hizo al Papa Francisco por parte del gobierno y la alta jerarquía católica a fin de limitar su encuentro con las aristas más sangrientas de la violenta realidad de nuestra patria? Al denso telón que cubrió a la vista del visitante las miserias visuales de pobreza, desigualdad y abandono, se agregó otro que preparaba un duro recorte al gasto del gobierno federal que un día pronosticó en su monto el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas y al siguiente, sin el mínimo rubor, reconocieron tanto la Secretaría de Hacienda como el Banco de México. Ante esto es mejor que hablemos pues de cuestiones amables que se refieren al regalo de la amistad y de la honestidad.

Deseo hacer homenaje a mi amigo recientemente fallecido “Turín”, mi compañero de estudios de preparatoria en aquel IESE de mediados de los sesentas, que si bien pocas veces nos saludábamos, en aquellas que lo hacíamos me enteraba de sus actividades a favor del deporte y hacíamos repaso de nuestras mutuas amistades. La imagen siempre jovial de Arturo Pedraza Vázquez que lo identificaba, no se afectó por la suerte que tuvo de ser nombrado presidente municipal de la capital del estado, situación que tampoco pervirtió sus costumbres sencillas ni incrementó su patrimonio. Como vivía en el centro de la ciudad y su trabajo le quedaba cerca, nunca lo vi viajar en automóvil.

Mi caudal de amistad con personas intachables cuenta también a otro Arturo, éste de apellidos Ordóñez Pérez, honesto al extremo de haber sido recluido por dos años en un penal por cargos del fuero federal por alertar a las autoridades del Banco de Crédito Rural sobre prácticas viciadas de personas organizadas para defraudar a la institución mediante falsos reportes de siniestros para el cobro de seguros por las cosechas. Un mutuo amigo conocedor dela política y sus beneficios, llegó a señalar que este Arturo era tan honesto que manejando recursos públicos, no tomaba de éstos “ni la parte que le toca”. Como en las fábulas el bien siempre triunfa, mi amigo al recuperar su libertad y limpiar con el brillo de su cabalidad, su buen nombre, no cambió su ruta profesional y sigue trabajando con los campesinos en su organización y capacitación.

Un tercer amigo de este limitado catálogo de personas íntegras, se le recordaba con frecuencia que debía obtener algún beneficio de la amistad que le dispensa el magnate Carlos Slim y que era absurdo no aprovechar su amistad para pedirle algo. Luego de años de frecuentar en encuentros de amigos al egresado insignia de la generación 1954 de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, don Emmanuel Alcérreca Colunga se animó a pedirle un favor a Slim y palabras más, palabras menos, le expuso: “Oye Carlos, ojalá tus gentes que trabajan en Tlaxcala construyendo el Arco Norte hagan caso a las observaciones que damos y dejen de hacer porquerías”. A ello Slim contestó: “Diré a Daniel Díaz Díaz que les llame la atención y que hagan caso a todo lo que les señales”. De esa forma se hizo caso a la insistente idea de pedirle algo al magnate del grupo Carso.

Intento hacer un ejercicio de contraste entre la riqueza de honestidad que hay en mis amigos frente a la escoria social que nos gobierna. Aclararé que la escoria en los procesos de fundición es precisamente la parte de las impurezas que por su baja densidad ocupa la parte más alta de las ollas de manejo. Tal parece que ahora en la sociedad ocurre lo mismo, pues la descomposición ética se percibe con mayor nitidez en esas capas, cuando vemos que al despedir en su condición de jefe de Estado al Papa Francisco, una imprudente Procuradora General de la República intentaba que como ministro de culto bendijera una joya personal como recuerdo.

VISION DE TLAXCALA

Poco brillo puede augurarse para un diputado suplente en el Congreso del Estado de Tlaxcala, cuyos antecedentes están en las páginas de violencia de los medios locales, particularmente de género y cuya imagen poco apoyó a su partido, pues no llega por la vía de la elección sino de la designación.

 
 
  Otras entradas de: Columna  
2015-12-14 - Y AHORA RESULTA…
2015-10-19 - Dinero negro
2015-10-12 - CONGRATULACIONES
www.zonacritica.mx 2018 Legal y Privacidad Contacto Periodismo Social, Político y de Investigación