Columna
Espiridion Conde Nieva
ENMENDAR UNA OMISIÓN NO ES UN OBSEQUIO
29/Feb/2016

 

Ahora que inician las campañas políticas del 2016, el PRI pretende que le agradezcamos el hecho de haber logrado que la tarifa telefónica de larga distancia desapareciera. Nada más lejano a la verdad pues esta medida es una de las necesarias para hacer atractivo al país a la inversión extranjera, dado que en otros lugares del orbe no existe este sobrecosto.

La cuota adicional por servicio de larga distancia tenía razón de existir cuando los sistemas se operaban por centrales locales que debían interconectarse para realizar tal comunicación. Todavía en los años 80 del siglo pasado el tránsito de llamadas se realizaba por canales físicos, dejando para las distancias considerables el sistema de transmisión por estaciones de microondas. En ambas situaciones, la comunicación a larga distancia significaba un verdadero sobrecosto al servicio ordinario que debía cargarse al contratante del mismo. Precisamente esta situación de emplear canales físicos terrestres que hacían lento e ineficaz el sistema de comunicación telefónica, fue una de las razones que impulsaron la privatización de Teléfonos de México en la era salinista.

Cuando el avance tecnológico llevó a la utilización de los satélites artificiales se lograron significativos avances en cuanto a eficiencia que tanto se demandaba a la empresa, en tanto que la misma tuvo un abatimiento de costos que le significó un rendimiento mayor a su inversión, pues la conexión de larga distancia no le generaba costo alguno y sin embargo se continuaba cobrando. Aquí estuvo la omisión gubernamental pues conociendo que no había razón para cobrar la larga distancia se permitió al consorcio del ingeniero Slim por lo menos en dos décadas siguiera engrosando sus cuentas para proyectarse al pequeño universo de los más acaudalados del mundo.

Si usted conoce superficialmente a los grandes potentados de nuestro país que por cualquier medida del gobierno que toque a sus intereses, judicializan el caso, de no existir las razones técnicas que se han expuesto, éste sería el momento en que el Poder Judicial de la Federación tuviera en sus manos un cúmulo de recursos legales que estarían entorpeciendo la puesta en operación de la mencionada medida. No es entonces éste, un regalo del PRI, sino apenas una ligera enmienda al daño que por un gran lapso de tiempo se permitió en contra de los usuarios de Telmex.

VISION DE TLAXCALA

Un regalo para los partidos de oposición al PRI en Tlaxcala es la reiterada utilización del derecho de vía en las carreteras federales como cartel propagandístico para esta campaña del 2016. La prohibición respectiva está en la Ley de Vías Generales de Comunicación y de igual manera lo debe estar en el extenso paquete de las leyes electorales en vigor. Hace falta solamente que se formule la queja correspondiente ante el ITE para que se proceda a sancionar al instituto  político responsable.

        

 
 
  Otras entradas de: Columna  
2015-12-14 - Y AHORA RESULTA…
2015-10-19 - Dinero negro
www.zonacritica.mx 2018 Legal y Privacidad Contacto Periodismo Social, Político y de Investigación