Columna
Espiridion Conde Nieva
ELECCION INTERMEDIA; ESPECIE DE REFERENDUM
18/Abr/2016

 
El gobierno federal y su partido muestran un sobrado interés en las elecciones de 2016 como si se tratara en un primer caso de un referéndum sobre el resultado de las elecciones del 2012, mientras que otra visión las considera antesala de las de 2018, para las cuales debe mostrar la fortaleza que justifique el que nuevamente se quede en el poder por lo menos otros 6 años. Sin contar el cúmulo de afrentas que hemos recibido los mexicanos en lo económico, en las visibles mermas al catálogo de garantías ciudadanas, principalmente en seguridad pública y estabilidad en el empleo, y dado que se disputarán en las urnas 12 gobiernos estatales, frente a este panorama conviene tener presente el desempeño reciente de los gobernadores que nos ha brindado el partido que se decía era el heredero de la doctrina de la revolución mexicana.

Podemos empezar por señalar a dos ex gobernadores priistas que permanecen en la cárcel; uno por desaparecer cuantiosos fondos públicos que tuvo que exigirle un gobernador que llegó postulado por un partido distinto al suyo (Granier en Tabasco), otro por estar procesado en el extranjero por sus vínculos con el narcotráfico (Mario Villanueva de Quintana Roo). En el renglón de investigados por autoridades internacionales se tiene en la mira de éstas a un ex gobernador más (Moreira de Coahuila) que difícilmente se aventurará a viajar de nuevo a España donde continua abierta una investigación criminal en su contra.

La joyas de impunidad que nos ha propuesto el PRI para gobernadores incluye a 2 prófugos de la justicia norteamericana (Tomás Yarrington y Eugenio Hernández de Tamaulipas, por su supuesta liga con el cártel del narcotráfico de Los Zetas), mientras que el hermoso catálogo de impresentables se enriquece con los nombres del poblano Mario Marín, llamado el “Gober Precioso”, sospechoso de secuestro y de dar protección a pederastas y del oaxaqueño especialista en represiones populares don Ulises Ruíz; éste último si existiera el pleno estado de derecho que se anuncia, en lugar de desempeñarse como delegado del PRI en una entidad en disputa, debiera estar en una cárcel de alta seguridad.

El aura de buen desempeño de los gobernadores priistas es premiado en Colima con atentados a su vida como sucedió con Fernando Moreno Peña y con Mario Anguiano. En el presente los represores destacados del momento son Eruviel Ávila en el Estado de México, quien disfraza este papel con costosas inserciones publicitarias en los medios nacionales y el personaje que hasta por mercadotecnia ha merecido condena de su partido, el también médico Javier Duarte de Veracruz.

Contempla tan compleja la situación el partido del gobierno que para todas las candidaturas tiene armadas coaliciones con sus aliados de siempre, el Partido Verde y Nueva Alianza, llegando en el caso de Tlaxcala a tener tras de sí un rosario de símbolos que incluye a un partido de registro local. Ahora que al SNTE se le restó la facultad de promover los puestos en el sector educativo y que está maniatado en la defensa del gremio, faltará ver cuantos maestros respaldarán a los partidos que atentan contra su dignidad y su proyecto de vida.

VISION DE TLAXCALA

El conteo de escasos 20 docentes del movimiento magisterial que participaron en la movilización del pasado viernes en el estado se presta a interpretaciones fáciles sobre la vigencia del descontento que tal medida causa a los trabajadores del sector educativo. La aparente calma con que se presentó la citada marcha de protesta contra la reforma educativa del peñismo, no necesariamente significa que ya triunfó la visión oficialista. Ahora el descontento larvado en cada escuela tratará de entorpecer cuanto esfuerzo se emprenda por dar sustento a este enfoque, desembocando en una calidad académica más lejana y difícil de alcanzar.
 
 
  Otras entradas de: Columna  
2015-12-14 - Y AHORA RESULTA…
www.zonacritica.mx 2018 Legal y Privacidad Contacto Periodismo Social, Político y de Investigación