Periodismo social, político y de investigación.
La UMT es filial del SNTE, encargada de romper la lucha magisterial en Tlaxcala: CNTE
.
18/Nov/2013
Iván Muñoz Pérez




La Unidad Magisterial Tlaxcalteca (UMT)
forma parte del Comité Ejecutivo Nacional Democrático del Sindicato Nacional de
Trabajadores de la Educación (SNTE), dedicado a romper los movimientos
magisteriales en el país, señaló Fabiola Bernal Angoa, vocera del Consejo
Central de Lucha (CCL) de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la
Educación en Tlaxcala (CNTE-Tlaxcala).



Incluso, el
rompimiento del Movimiento de Bases Magisteriales, que en otro tiempo aglutinó
a toda la fuerza magisterial en el estado, se realizó a través del Comité
Ejecutivo Nacional coludido con el gobierno en turno.



“La dirigencia
de la UMT trabaja en otra corriente política que no está encauzada en beneficio
de una lucha social”, por lo que la CNTE-Tlaxcala, “no tiene nada que ver con
lo que queda del Movimiento de Bases Magisteriales (encabezado por Reyes Rojas
Cruz) ni con la UMT” coludida con la SNTE y, por lo tanto, con el gobierno del
estado.



Además la vocera
del CCL señaló que el movimiento por la defensa de la educación que encabeza la
CNTE se está extendiendo también a la defensa de otros temas sociales, por
ello, “hacemos un llamado a los trabajadores de la educación de manera general
a unirse a esta lucha auténtica y social amplia”.



La reaparición
de la CNTE-Tlaxcala el pasado viernes en las calles de la ciudad indicó la
persistencia del reclamo que se está dando en el país en rechazo de la política
neoliberal que encabeza Enrique Peña Nieto, señaló Bernal Angoa.



Por último, en
la Asamblea del pasado sábado en el Distrito Federal a la que asistieron
secretarios generales de distintas secciones del país, se acordó, entre otras
cosas, una convención nacional magisterial programada los días 6 y 7 de
diciembre a fin de definir la nueva etapa de lucha después de que el Secretario
de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, rompiera el diálogo y rechazara las
propuestas de la CNTE en torno a las modificaciones de los artículos 3° y 73°.



 

COMENTA CON NOSOTROS
EDITORIAL

Guerras sucias, síntoma de una democracia que no cuaja


Las acusaciones fundadas sobre abusos de poder son válidas en un proceso electoral democrático; denotan un sentido histórico y el recordatorio de que las acciones pasadas determinan el futuro. 

En cambio, los tonos de las llamadas guerras sucias son los síntomas del detrimento de la razón y la democracia. Se basan en mentiras, señalamiento ocultos, sin rostro, y suponen que la población tiene un nivel mínimo de conciencia social y electoral acostumbrada al escarnio antes que a escuchar ideas, propuestas y tener un rasero histórico sobre cada uno de los partidos políticos, sus ideologías y ámbitos públicos. 

No solo son irracionales, sino que emanan y se alimentan de los déficits de la democracia, ya que necesariamente la guerra sucia y el desprestigio necesitan de fondos oscuros e ilegales, de medios de comunicación y corporaciones aliadas para apuntalar la mentira. En México, a quien se ataca; responde más bien a una política del escarnio naturalizada, muletilla de quienes temen perder en las urnas por su propio desprestigio. 

A 10 días de la jornada electoral, en Tlaxcala deben prevalecer los proyectos y el ideario político de los candidatos, su trayectoria pública y la ruta ideológica definida. Los ciudadanos deben practicar lo que solía hacer el oráculo Calcas: no hacía predicciones, sino que juntaba la conciencia histórica con la personalidad de Agamenón y la situación social de Grecia para determinar, con los toques de prestidigitación de la época, que era necesario hacer tal o cual cosa, a fin de evitar la cólera mortal. 

Incluso los pobladores de Asia Menor, antes de Aristóteles, solían distinguir entre la razón y las pasiones, aunque casi siempre se conducían por estas y hacían brotar guerras, grandes caballos de madera y murallas en llamas, pero también, gobiernos ilegítimos.



Zona Critica. El escrutinio de las ideas. ®
Tlaxcala, Tlaxcala.
www.zonacritica.com