Periodismo social, político y de investigación.
Destaca Elsa Cordero inclusión de la perspectiva de género en la Constitución
Rompió paradigmas internacionales por ser la primera en incluir derechos sociales
20/Oct/2016

La Presidenta del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE), Elsa Cordero Martínez, disertó la ponencia magistral “Constitución y Perspectiva de Género” en el Museo de Arte de Tlaxcala (MAT), en la que detalló la evolución de la Carta Magna en dicha materia. 

Con la presencia de destacadas mujeres en el estado, subrayó la importancia de difundir temas relevantes cuando la Constitución está por cumplir 100 años de vigencia, aunque los especialistas dicen que es una Constitución distinta al tener más de 600 reformas y una veintena de artículos intocables. 

“En esta construcción Constitucional se toca el tema de género, en este momento es relevante a nivel internacional, en materia judicial, las judicaturas locales también trabajan en esta materia”, puntualizó.

Recordó que la primera vez que se analizó el tema de perspectiva de género desde el quehacer de jueces, fue cuando la Corte Interamericana le hizo un llamado a México para juzgar con perspectiva de género, por lo que el respeto de los derechos humanos de las mujeres fue ampliado en la Constitución.

“México tiene como norma máxima la Constitución y junto con ella todos los tratados internacionales que tiene que ver con el tema de derechos humanos. La primera norma fundamental del estado mexicano se dio en 1917 y hasta 1947 empieza un permiso para que el voto femenino se de en comicios municipales, pero en 1953 se da el reconocimiento al voto femenino”, explicó. 

Indicó que hasta el año de 1965 el tema de reclusión se reconoce, es decir, que los hombres y mujeres (cuando están privados de su libertad) deben estar en lugares diferentes, pues antes de esa fecha convivían en prisión.

“En nuestra Constitución, cuando nació la vida jurídica, fue un rompimiento de paradigma internacional porque es de las primeras que concentran los derechos sociales, pues era de las más modernas”, resaltó. 

Dijo que en el año de 1969 en el artículo cuarto Constitucional se incluyó la igualdad entre el varón y la mujer, así como la protección a la familia, mientras que en el artículo cinco se sustituyó el término de “hombre” por el de “persona”, principalmente. 

La Magistrada Presidenta habló de cada logro que han tenido las mujeres mexicanas al contar con lenguaje incluyente, ahora la Constitución también cita la prohibición de todo tipo de discriminación.

“Todo lo que hace el estado mexicano ahora debe tener transversalmente una unión en perspectiva de género y modernización, mientras que en materia política electoral también surgió la paridad de género”, reveló. 

En dicha conferencia magistral estuvo presente María de los Ángeles Grant Munive, primera Diputada Estatal y Federal en Tlaxcala, quien compartió parte de su experiencia como legisladora.
COMENTA CON NOSOTROS
EDITORIAL

Crisis migratoria


Con la llegada de Trump a la Casa Banca las políticas migratorias de, al menos, México y Estado Unidos se converten en sendos manifiestos xenofóbicos. 

 Aunque el discurso achaca todos los males al empresario republicano, la responsabilidad de la crisis migratoria apunta mayoritariamente al sistema de gobierno mexicano y las crisis democráticas de los países de América Latina. 

 Más aún, la migración es un juego perverso del sistema capitalista para hacer mano de obra barata, con escasos derechos laborales y subsumida en la rutina de las modernas tiendas de raya, solo que a gran escala y con la paradisiaca iluminación de sus aparadores. 

Donald Trump prometio la repatriación inmediata de 3 millones de migrantes como el primer objetivo a cumplir de su promesa de campaña; la medida asegurará, en términos de la coloquial política de Trump, que esos empleos los ocupen los desempleados blancos. 

La crisis de las democracias latinoamericanas comparten con la crisis del sistema de la democracia capitalista, son su reflejo y, en menor escala, su destino. 

 Además, América Latina combate con un pasado de dependencia e intervención: control de la soberanía y, ahora, alineación del dogma de la producción a bajo costo, acumulación y mercado. 

 Más allá de los temores que el discurso oficial vierte para no pensar o entrarle a nuevos modos de gobernanza, producción o relaciones sociales diferentes a los impuestos, la responsabilidad del actual gobierno es la de defender la soberanía nacional aún inscrita en los artículos constitucionales y salvaguardar la dignidad contra los atavismos y las vueltas al pasado de, ojala no suceda, los Santa Ana o los Díaz.



Zona Critica. El escrutinio de las ideas. ®
Tlaxcala, Tlaxcala.
www.zonacritica.com