Periodismo social, político y de investigación.
Fiscalización en Tlaxcala
.
20/Mar/2017

Aunque se avanza en la construcción del andamiaje jurídico para la transparencia a través del Sistema Nacional Anticorrupción falta un largo trecho para que exista una cultura de rendición de cuentas y en los hechos esta se vuelva una actividad cotidiana. 

 Los escándalos sobre el uso de dinero público utilizado por administraciones municipales anteriores como el caso de Chiautempan, San Pablo del Monte, Calpulalpan y Zacatelco por mencionar algunos de las 11 entidades a las que la Auditoría Superior de la Federación revisará el ejercicio fiscal de 2016 no es un asunto menor. 

Se conoce que recientemente el Organo de Fiscalización del Congreso del Estado ha impedido la recepción de información de algunos municipios que aún con una sanción están obligados a presentar su documentación, pues aunque de forma extemporánea no están exentos de transparentar el destino de los recursos públicos, donde incluso si no es al congreso, el propio ministerio público podría realizar la recepción. 

Esto lanza una alerta al propio organismo fiscalizador local sobre la forma en que ha sometido al escrutinio las cuentas públicas y más por la existencia de denuncias penales sobre la simulación de reintegración de recursos que ya emitió el máximo órgano fiscalizador para Tlaxcala.
COMENTA CON NOSOTROS
EDITORIAL

Crisis migratoria


Con la llegada de Trump a la Casa Banca las políticas migratorias de, al menos, México y Estado Unidos se converten en sendos manifiestos xenofóbicos. 

 Aunque el discurso achaca todos los males al empresario republicano, la responsabilidad de la crisis migratoria apunta mayoritariamente al sistema de gobierno mexicano y las crisis democráticas de los países de América Latina. 

 Más aún, la migración es un juego perverso del sistema capitalista para hacer mano de obra barata, con escasos derechos laborales y subsumida en la rutina de las modernas tiendas de raya, solo que a gran escala y con la paradisiaca iluminación de sus aparadores. 

Donald Trump prometio la repatriación inmediata de 3 millones de migrantes como el primer objetivo a cumplir de su promesa de campaña; la medida asegurará, en términos de la coloquial política de Trump, que esos empleos los ocupen los desempleados blancos. 

La crisis de las democracias latinoamericanas comparten con la crisis del sistema de la democracia capitalista, son su reflejo y, en menor escala, su destino. 

 Además, América Latina combate con un pasado de dependencia e intervención: control de la soberanía y, ahora, alineación del dogma de la producción a bajo costo, acumulación y mercado. 

 Más allá de los temores que el discurso oficial vierte para no pensar o entrarle a nuevos modos de gobernanza, producción o relaciones sociales diferentes a los impuestos, la responsabilidad del actual gobierno es la de defender la soberanía nacional aún inscrita en los artículos constitucionales y salvaguardar la dignidad contra los atavismos y las vueltas al pasado de, ojala no suceda, los Santa Ana o los Díaz.



Zona Critica. El escrutinio de las ideas. ®
Tlaxcala, Tlaxcala.
www.zonacritica.com