Periodismo social, político y de investigación.
No le tenemos miedo enfrentar a aquellos que perturben la paz social de los capitalinos: Ávalos Zempoalteca
Toman protesta a 50 comités de vecinos vigilantes
20/Mar/2017
Zona Crítica

A la delincuencia la enfrentaremos juntos sociedad y gobierno, pues en mi administración no permitiremos actos delictivos que perturben la paz social que viven los capitalinos; no les tenemos miedos a aquellos que pretendan quebrantar las normas; aseguró la presidenta municipal de Tlaxcala Anabell Ávalos Zempoalteca. 

Durante la toma de protesta a 50 comités de vecinos vigilantes, la alcaldesa capitalina afirmó que en su gobierno no permitirá ningún hecho delictivo, “estamos limpiando la capital en todos los niveles; yo misma por las noches hago rondines en la ciudad para observar cómo trabajan los policías, y hasta ahora, ningún ciudadano me ha dicho sobre algún acto de corrupción”, indicó. 

En el acto que se efectuó en la Plaza de la Constitución de la capital el pasado sábado, dijo que ya sostuvo reuniones con el Gobernador del Estado Marco Antonio Mena Rodríguez y con la nueva Secretaria de Gobierno, Anabel Alvarado Varela, para que exista una mayor coordinación en materia de seguridad pública. 

Expuso que su compromiso es trabajar de la mano con el gobierno del Estado y con la Policía Federal “y el que hayan visto a integrantes de la Zona Militar en diversas comunidades, es resultado de las pláticas que su servidora y mi equipo de trabajo ha tenido con ellos”, remarcó. 

“Debemos recuperar la confianza de los ciudadanos en nuestros cuerpos policiacos y el puente de comunicación será no sólo para atender aspectos de prevención del delito sino para apoyar a los pobladores de la capital y sus comunidades en las necesidades que requieran”, indicó frente a Víctor Hugo Cahuantzi González, Director de Servicios Municipales. 

En presencia del Síndico, Héctor Martínez García; Víctor Hugo Gutiérrez Morales, Secretario del Ayuntamiento, y de los regidores, Irma Pluma Cabrera, Raúl Romero Bañuelos, Silvia García Chávez, y Víctor García Lozano, el Director de Seguridad Pública, Máximino Hernández Pulido, destacó que la proximidad social es muy importante, por ello, los Comités en las colonias tienen el objetivo de fomentar la participación ciudadana y mejorar la relación entre la comunidad y los cuerpos policiacos. 

José Antonio Mendoza Rosas, encargado del área de proximidad social de la Gendarmería, expresó que para enfrentar a los infractores de la ley es primordial la participación ciudadana, por ello exhortó a quienes conforman los Comités, a trabajar de manera coordinada con autoridades y corporaciones policiacas, y mantener el trabajo enfocado a salvaguardar la tranquilidad de los capitalinos.
Alberto Ortiz, representante de los comités de vecinos vigilantes, animó a los integrantes de éstos, a trabajar con compromiso y entrega por la seguridad de la ciudad capital y comunidades. 

Al final del evento, se invitó a los integrantes de los Comités a impulsar la denuncia de delitos a través del número de watts app 246 49 39160, seguros de que se guardará el anonimato de los afectados.

COMENTA CON NOSOTROS
EDITORIAL

Crisis migratoria


Con la llegada de Trump a la Casa Banca las políticas migratorias de, al menos, México y Estado Unidos se converten en sendos manifiestos xenofóbicos. 

 Aunque el discurso achaca todos los males al empresario republicano, la responsabilidad de la crisis migratoria apunta mayoritariamente al sistema de gobierno mexicano y las crisis democráticas de los países de América Latina. 

 Más aún, la migración es un juego perverso del sistema capitalista para hacer mano de obra barata, con escasos derechos laborales y subsumida en la rutina de las modernas tiendas de raya, solo que a gran escala y con la paradisiaca iluminación de sus aparadores. 

Donald Trump prometio la repatriación inmediata de 3 millones de migrantes como el primer objetivo a cumplir de su promesa de campaña; la medida asegurará, en términos de la coloquial política de Trump, que esos empleos los ocupen los desempleados blancos. 

La crisis de las democracias latinoamericanas comparten con la crisis del sistema de la democracia capitalista, son su reflejo y, en menor escala, su destino. 

 Además, América Latina combate con un pasado de dependencia e intervención: control de la soberanía y, ahora, alineación del dogma de la producción a bajo costo, acumulación y mercado. 

 Más allá de los temores que el discurso oficial vierte para no pensar o entrarle a nuevos modos de gobernanza, producción o relaciones sociales diferentes a los impuestos, la responsabilidad del actual gobierno es la de defender la soberanía nacional aún inscrita en los artículos constitucionales y salvaguardar la dignidad contra los atavismos y las vueltas al pasado de, ojala no suceda, los Santa Ana o los Díaz.



Zona Critica. El escrutinio de las ideas. ®
Tlaxcala, Tlaxcala.
www.zonacritica.com