Periodismo social, político y de investigación.
Dará secte mantenimiento a red de semáforos de la capital
· En coordinación con el Ayuntamiento, se busca mejorar las condiciones de movilidad y el equipamiento urbano de la ciudad.
20/Mar/2017
Zona Crítica
 La Secretaría de Comunicaciones y Transportes del Estado (Secte) en coordinación con el Ayuntamiento de Tlaxcala dará mantenimiento preventivo y correctivo a la red de semáforos de la capital, con la finalidad de mejorar las condiciones de movilidad y el equipamiento urbano de la ciudad. 

Noé Rodríguez Roldán, titular de la Secte y Anabell Ávalos Zempoalteca, Alcadesa de Tlaxcala, signaron un convenio que establece acciones interinstitucionales para realizar el diagnóstico y corregir fallas que presenten los semáforos en beneficio de automovilistas y peatones. 

El titular de la Secte destacó que estas actividades forman parte de un plan de trabajo que busca incentivar la colaboración de los ayuntamientos para la mejora del mobiliario urbano de sus demarcaciones, mediante la firma de convenios de acuerdos.+

“El Gobierno del Estado continuará con el impulso a esta estrategia que prioriza la suma de sinergias que se traducen en beneficios directos para los tlaxcaltecas”, enfatizó. 

De acuerdo a las cláusulas, el Ayuntamiento de Tlaxcala será el responsable de proporcionar a la Secte los insumos necesarios para el cumplimiento de los objetivos. 

La dependencia estatal, por su parte, se encargará, por medio de la Dirección de Comunicaciones, de designar a personal especializado que dará mantenimiento a toda la red de semáforos ubicados en el municipio. 

Además, siempre que la comuna considere necesaria la intervención de la Secte, ésta acudirá a reparar las fallas detectadas en los semáforos. 

Con estas acciones la Administración Estatal promueve la suma de esfuerzos entre los diferentes órdenes de gobierno para incrementar los niveles de bienestar de la población.

COMENTA CON NOSOTROS
EDITORIAL

Crisis migratoria


Con la llegada de Trump a la Casa Banca las políticas migratorias de, al menos, México y Estado Unidos se converten en sendos manifiestos xenofóbicos. 

 Aunque el discurso achaca todos los males al empresario republicano, la responsabilidad de la crisis migratoria apunta mayoritariamente al sistema de gobierno mexicano y las crisis democráticas de los países de América Latina. 

 Más aún, la migración es un juego perverso del sistema capitalista para hacer mano de obra barata, con escasos derechos laborales y subsumida en la rutina de las modernas tiendas de raya, solo que a gran escala y con la paradisiaca iluminación de sus aparadores. 

Donald Trump prometio la repatriación inmediata de 3 millones de migrantes como el primer objetivo a cumplir de su promesa de campaña; la medida asegurará, en términos de la coloquial política de Trump, que esos empleos los ocupen los desempleados blancos. 

La crisis de las democracias latinoamericanas comparten con la crisis del sistema de la democracia capitalista, son su reflejo y, en menor escala, su destino. 

 Además, América Latina combate con un pasado de dependencia e intervención: control de la soberanía y, ahora, alineación del dogma de la producción a bajo costo, acumulación y mercado. 

 Más allá de los temores que el discurso oficial vierte para no pensar o entrarle a nuevos modos de gobernanza, producción o relaciones sociales diferentes a los impuestos, la responsabilidad del actual gobierno es la de defender la soberanía nacional aún inscrita en los artículos constitucionales y salvaguardar la dignidad contra los atavismos y las vueltas al pasado de, ojala no suceda, los Santa Ana o los Díaz.



Zona Critica. El escrutinio de las ideas. ®
Tlaxcala, Tlaxcala.
www.zonacritica.com