Periodismo social, político y de investigación.
Pide PAN al Ejecutivo cerrar filas con fuerzas federales para combate de robo de combustible
.
19/Abr/2017
Zona Crítica

El presidente estatal del Partido Acción Nacional (PAN) Carlos Carreón Mejía, hizo un llamado al ejecutivo estatal, Marco Antonio Mena Rodríguez, para establecer una estrategia clara y contundente para el combate del robo de combustible en la entidad. 

 Luego de que se diera a conocer sobre el aseguramiento de una unidad clonada de la Secretaría de la Defensa Nacional, que habría sido adaptada para el traslado y robo de combustible, el dirigente panista señaló que poco a poco, la extracción ilegal de hidrocarburos ha incrementado, y es necesario poner un alto antes de registrar una tragedia como la ocurrida hace años en San Martín Texmelucan, Puebla.

 “El camión que fue detenido en la carretera a Calpulalpan y que tenía similitudes con un camión del ejército, es una muestra clara de que son bandas perfectamente organizadas las que operan el robo del combustible en el estado. Independientemente de que sea un delito federal, pedimos al gobierno que establezca de manera inmediata una estrategia de combate y prevención del mismo”. señaló Carreón Mejía. 

 En el mismo sentido enfatizó en que un trabajo conjunto entre los gobiernos municipales, el gobierno del estado, el gobierno federal y la colaboración con los estados vecinos, podría frenar de manera importante y contundente la extracción ilegal de hidrocarburos, delito que pone en riesgo a miles de familias en la entidad. 

 Por último el dirigente panista dijo que Acción Nacional se mantendrá vigilante de las acciones que tome el gobierno estatal para evitar de una vez por todas que este delito siga proliferando en Tlaxcala, al tiempo de informar que en la siguiente reunión de la Asociación Nacional de Alcaldes (ANAC) pondrá el tema sobre la mesa, para identificar la existencia e impacto de esta problemática en los municipios gobernados por el PAN.
COMENTA CON NOSOTROS
EDITORIAL

Crisis migratoria


Con la llegada de Trump a la Casa Banca las políticas migratorias de, al menos, México y Estado Unidos se converten en sendos manifiestos xenofóbicos. 

 Aunque el discurso achaca todos los males al empresario republicano, la responsabilidad de la crisis migratoria apunta mayoritariamente al sistema de gobierno mexicano y las crisis democráticas de los países de América Latina. 

 Más aún, la migración es un juego perverso del sistema capitalista para hacer mano de obra barata, con escasos derechos laborales y subsumida en la rutina de las modernas tiendas de raya, solo que a gran escala y con la paradisiaca iluminación de sus aparadores. 

Donald Trump prometio la repatriación inmediata de 3 millones de migrantes como el primer objetivo a cumplir de su promesa de campaña; la medida asegurará, en términos de la coloquial política de Trump, que esos empleos los ocupen los desempleados blancos. 

La crisis de las democracias latinoamericanas comparten con la crisis del sistema de la democracia capitalista, son su reflejo y, en menor escala, su destino. 

 Además, América Latina combate con un pasado de dependencia e intervención: control de la soberanía y, ahora, alineación del dogma de la producción a bajo costo, acumulación y mercado. 

 Más allá de los temores que el discurso oficial vierte para no pensar o entrarle a nuevos modos de gobernanza, producción o relaciones sociales diferentes a los impuestos, la responsabilidad del actual gobierno es la de defender la soberanía nacional aún inscrita en los artículos constitucionales y salvaguardar la dignidad contra los atavismos y las vueltas al pasado de, ojala no suceda, los Santa Ana o los Díaz.



Zona Critica. El escrutinio de las ideas. ®
Tlaxcala, Tlaxcala.
www.zonacritica.com