Periodismo social, político y de investigación.
Afirma Sindico de Quilhetla que se le ha negado acceso a la información de la cuenta pública
.
20/Abr/2017
Guadalupe Salas
A Ma. Elizabeth Cautepitzi Vázquez Sindico del municipio de Quilhetla le fue retenido el pago de nómina y ha sido amenazada de manera anónima presuntamente por personal del ayuntamiento por no acceder a validar la cuenta pública de los meses de febrero y marzo del presente ejercicio fiscal. 

 "Pese a que la ley me faculta para analizar y revisar las finanzas de la comuna no ha tenido acceso a ninguna documentación. He sido capacitada y se me ha negado el acceso a la información con el pretexto de que no voy a entender nada, de acuerdo a las palabras del presidente". 

 La sindico ha desmentido los señalamientos en su contra por parte del alcalde Oscar Pérez Rojas de que se ha negado a firmar la cuenta pública de los dos meses anteriores.

 Cautepitzi Vázquez afirma que posee los acuses de recibido de las solicitudes de los estados financieros y de la cuenta pública para la elaboración de la ficha técnica presentadas ante el Órgano de Fiscalización Superior (OFS del congreso local de fecha 3 de marzo. 

 La solicitud de los estado financieros y la cuenta pública además se dirigieron a Pérez Rojas y a la tesorera municipal Olivia Lira Toledo y no se obtuvo respuesta.

La sindico refiere que está problemática ya es sintomática, pues muchas sindicos están pasando por este episodio de violencia de género, pues en los ayuntamientos no están respetando el desempeño para el que la ley las faculta. 

 Sin hacer ningún señalamiento, pues estos eventos pueden ser producto de la casualidad, la sindico reveló que el pasado 18 de febrero su domicilio recibió tres impactos de bala, además de amenazas a su familia, en concreto con "levantar a uno de sus hijos". 

 Por todo esto ya presentó la denuncia contra quienes resulten responsables ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).
COMENTA CON NOSOTROS
EDITORIAL

Crisis migratoria


Con la llegada de Trump a la Casa Banca las políticas migratorias de, al menos, México y Estado Unidos se converten en sendos manifiestos xenofóbicos. 

 Aunque el discurso achaca todos los males al empresario republicano, la responsabilidad de la crisis migratoria apunta mayoritariamente al sistema de gobierno mexicano y las crisis democráticas de los países de América Latina. 

 Más aún, la migración es un juego perverso del sistema capitalista para hacer mano de obra barata, con escasos derechos laborales y subsumida en la rutina de las modernas tiendas de raya, solo que a gran escala y con la paradisiaca iluminación de sus aparadores. 

Donald Trump prometio la repatriación inmediata de 3 millones de migrantes como el primer objetivo a cumplir de su promesa de campaña; la medida asegurará, en términos de la coloquial política de Trump, que esos empleos los ocupen los desempleados blancos. 

La crisis de las democracias latinoamericanas comparten con la crisis del sistema de la democracia capitalista, son su reflejo y, en menor escala, su destino. 

 Además, América Latina combate con un pasado de dependencia e intervención: control de la soberanía y, ahora, alineación del dogma de la producción a bajo costo, acumulación y mercado. 

 Más allá de los temores que el discurso oficial vierte para no pensar o entrarle a nuevos modos de gobernanza, producción o relaciones sociales diferentes a los impuestos, la responsabilidad del actual gobierno es la de defender la soberanía nacional aún inscrita en los artículos constitucionales y salvaguardar la dignidad contra los atavismos y las vueltas al pasado de, ojala no suceda, los Santa Ana o los Díaz.



Zona Critica. El escrutinio de las ideas. ®
Tlaxcala, Tlaxcala.
www.zonacritica.com