Periodismo social, político y de investigación.
Los tiempos precisos (y muertos) de un día de campaña con Josefina Vázquez Mota
.
20/Abr/2017
The Huffington Post

Cuando sale de su casa en Huixquilucan, Estado de México, aún está oscuro. Viste con pantalón de mezclilla, una blusa blanca de algodón, chamarra beige, botas cafés y un bolso de tamaño mediano, donde carga el cepillo, los cosméticos y el perfume que usará todo el día. Detrás de ella sale "su doctora", es su hija Celia María, quien le dice adiós a lo lejos y sube a su auto.

Josefina Vázquez Mota sabe sacar raja de su carrera política y cuando habla evoca a la secretaria de Desarrollo Social (donde estuvo al frente en el año 2000), a la de Educación, cargo al que llegó en 2006; pero también a la coordinadora de la bancada del PAN en la Cámara de Diputados (2009-2011).

Mi experiencia es una fortaleza, lo que me ha permitido, no sólo tomar decisiones, sino comprender el sentir de la gente, en dos áreas fundamentales, Educación y Desarrollo Social (...) Siempre me ha tocado tragarme bastantes sapos, en la SEP, imagínate, con quién me tocó lidiar, fue muy difícil, de mis batallas más difíciles y más solitarias, pero la volveré a dar", espeta cuando se le cuestiona si su carrera no le resulta hoy un lastre.

Se le nota el andar político, tiene a la mano las cifras que considera necesarias para demostrar que tiene conocimientos del estado que pretende gobernar.

Ella (Vázquez Mota) y el Peje son los buenos".Asistente a un mitin de JVM

"Se han ido 40 mil empresas en los últimos 6 años, es uno de los grandes logros de Eruviel Ávila". "Siete de cada 10 empleos están fuera del Estado de México". "Es el primer lugar en deserción de la educación media superior". "Uno de cada dos mexiquenses está en situación de pobreza", va disparando los datos mientras habla, mismos que usará en las diversas intervenciones que tiene por delante.



Cuando sale de su casa en Huixquilucan, Estado de México, aún está oscuro. Viste con pantalón de mezclilla, una blusa blanca de algodón, chamarra beige, botas cafés y un bolso de tamaño mediano, donde carga el cepillo, los cosméticos y el perfume que usará todo el día. Detrás de ella sale "su doctora", es su hija Celia María, quien le dice adiós a lo lejos y sube a su auto.

Josefina Vázquez Mota sabe sacar raja de su carrera política y cuando habla evoca a la secretaria de Desarrollo Social (donde estuvo al frente en el año 2000), a la de Educación, cargo al que llegó en 2006; pero también a la coordinadora de la bancada del PAN en la Cámara de Diputados (2009-2011).

"Mi experiencia es una fortaleza, lo que me ha permitido, no sólo tomar decisiones, sino comprender el sentir de la gente, en dos áreas fundamentales, Educación y Desarrollo Social (...) Siempre me ha tocado tragarme bastantes sapos, en la SEP, imagínate, con quién me tocó lidiar, fue muy difícil, de mis batallas más difíciles y más solitarias, pero la volveré a dar", espeta cuando se le cuestiona si su carrera no le resulta hoy un lastre.

Se le nota el andar político, tiene a la mano las cifras que considera necesarias para demostrar que tiene conocimientos del estado que pretende gobernar.

Ella (Vázquez Mota) y el Peje son los buenos".Asistente a un mitin de JVM

"Se han ido 40 mil empresas en los últimos 6 años, es uno de los grandes logros de Eruviel Ávila". "Siete de cada 10 empleos están fuera del Estado de México". "Es el primer lugar en deserción de la educación media superior". "Uno de cada dos mexiquenses está en situación de pobreza", va disparando los datos mientras habla, mismos que usará en las diversas intervenciones que tiene por delante.

Son las 7:13 del 12 de abril de 2017 y la candidata panista al gobierno del Estado de México ya atiende la primera, y por hoy, única entrevista telefónica que dará a una estación de radio que transmite en el Estado de México y Michoacán. Poco antes de que la enlacen pregunta los detalles, quién es, dónde transmiten y entonces se arranca.

Siempre me ha tocado tragarme bastantes sapos, en la SEP, imagínate, con quién me tocó lidiar, fue muy difícil, de mis batallas más difíciles y más solitarias, pero la volveré a dar".

"La gente dice 'queremos un cambio radical, que no se cambien las siglas y el gobierno, que se vayan los policías corruptos, que se acaben los negocios de los compadres, que se transparente lo que se deba transparentar, un cambio radical, de ahí se deriva el eslogan 'más que un cambio'", explica mientras pide un café que sorbe ocasionalmente.

Parece dominar la situación sólo con la mirada o la inflexión de su voz. Revisa papeles, toma llamadas, envía mensajes con su teléfono celular.

PAOLA MORALES.

Son 7:54 y repasa el programa de su primera reunión, hace anotaciones, dice que por las noches estudia y en los trayectos se prepara porque le gusta "llegar bien preparada".

¿Luego son los rebozos y luego los eventos privados, verdad? Checa bien en este evento a qué viene esta persona, sí, por favor, Robert, se refiere a Roberto Lomelí, quien trabaja para ella desde hace 30 años.

La agenda contempla una visita a las 9:00 horas a un invernadero en Tenancingo; a las 9:45, una reunión con floricultores; a las 11:00 una visita a un taller de rebozos y a las 18:00, un mitin en la Plaza Cívica de Zinacantepec, donde a la misma hora, una de sus contendientes tiene programado un evento.

Se han ido 40 mil empresas en los últimos 6 años, es uno de los grandes logros de Eruviel Ávila".

"No es un gran mérito, siempre me ha gustado vivir así, con mucha intensidad, requiere mucha disciplina, pero llevo muchos años viviendo así, no en campaña, pero sí con este ritmo, incluso antes de entrar a la política. Una de mis hijas me lo decía ayer, eres muy intensa mamá, reconócelo", entonces una llamada interrumpe la conversación.

En la carretera aún se dibuja levemente la luna y pide a su chofer, Juan Manuel, quien tiene al menos 15 años trabajando para ella, que se detenga para tomar una foto. Lo hace desde su celular y enseguida la comparte por WhatsApp.

"Es muy difícil retratar la luna", dice la candidata como para sí misma.

Son las 8:07 y llama por teléfono a doña Jose, su madre, le pregunta por su salud, le cuenta cuál es su agenda, hablan de un viaje, le cuenta de la luna. Cuelga y, tras hacerlo, le envía la foto que hace unos minutos tomó en la carretera.

Recibe un WhatsApp, lo atiende, es una de sus hijas que le ha enviado una foto del lugar donde está corriendo. "Ay, cómo extraño mis carreras matutinas, amo hacer deporte. Una hija me está mandando una foto de que está corriendo ahorita", y muestra la conversación.

Aprendí desde el 2012 (en la campaña con la que buscó llegar a la Presidencia de México), y ahora mucho más. En todas las elecciones en donde ganó el PAN el pasado proceso electoral las siete gubernaturas, todas las encuestas eran muy desfavorables para nosotros".

En su cabeza no está la derrota, afirma cuando The Huffington Post le pregunta qué hará en caso de perder. "Yo, la verdad, estoy en la convicción de la victoria, he sido una demócrata y lo he demostrado, de eso no hay duda, soy una mujer de instituciones, pero aquí me impulsa el ánimo, la determinación que yo veo de la gente."

CORTESÍA.

"ESTAMOS AQUÍ EN TENANCINGO, JÓVENES"

Segundos antes de descender a su primer acto de campaña del día, Josefina se retoca el maquillaje, un gesto que repetirá constantemente.

Dice que al frente de Sedesol y de la SEP recorrió muchas veces la entidad, en la que, a decir de las encuestas, aparece en segundo lugar de intención de voto, algo que parece importarle poco.

"Aprendí desde el 2012 (en la campaña con la que buscó llegar a la Presidencia de México), y ahora mucho más. En todas las elecciones en donde ganó el PAN el pasado proceso electoral las siete gubernaturas, todas las encuestas eran muy desfavorables para nosotros."

Casi dos horas después de salir de Huixquilucan, llegamos a un invernadero. Ella saca de su bolso un pastillero de tamaño mediano, toma una píldora, se la traga. A lo mejor aquí podemos hablar con César, Robert, dice poco antes de que la camioneta aparque.

Tan sólo llega, el equipo de avanzada empieza a moverse hacia todos lados, quienes manejan las cinco cámaras que usa su equipo en campaña buscan la posición que no los haga perder los detalles.

La recibe una comitiva y Josefina cuenta que es amante de las flores gracias a su madre y que su favorita es la rosa.

Recorre el invernadero, visita la empacadora de flores, donde arma un paquete de rosas, ahí la interceptan un par de mujeres que le regalan rebozos típicos de la región. Al final del día, Josefina terminará con tres rebozos.

"Es importante que vean que se interesa por la floricultura", dice un hombre mientras la mujer que se encuentra al lado de él asiente con la cabeza "...tiene carisma", resbala el hombre recibiendo la misma respuesta de su interlocutora.

No, la verdad no la ubico muy bien".Patricia, una asistente a un mitin de JVM

-¿Sabes quién es?

-Josefina, del PAN- contesta una trabajadora del lugar-- dice que la vio en el debate con Loret, que no sabe por quién va a votar, pero de lo que sí está segura es que no va a ser por el PRI.

Rosario, quien le regaló uno de los rebozos, cuenta que "uno como esos" cuesta como 2 mil pesos y que aún no sabe por quién va a votar.

"He tenido algunos problemas y no me meditado por quién voy a votar, pero es fácil, sólo hay que ver quién va a apoyar más al estado".

Rubén, un joven empacador de 18 años de edad, reconoce con voz bajísima que no sabe quién es la mujer que visita las instalaciones.

PAOLA MORALES.

"Ya huele a PAN", se escucha al final del encuentro con floricultores, donde Josefinapromete bajar los impuestos en la entidad y las personas se le acercan para hacerse fotos, echarse un taco, una fruta...

"Vamos a ir por vocaciones zonales (...) va a terminar que el gobierno haga negocios, no tiene que competir con los empresarios, tiene que garantizar la certeza jurídica de quienes deciden emprender, lo que pasa con este gobierno es que hacen negocios con sus amigos", dice la candidata, algo que repetirá a lo largo de sus discursos.

Lo que pasa con este gobierno es que hacen negocios con sus amigos".

Continúa un encuentro con floricultores del Estado de México, todos de filiación panista.

"¿Cómo ven?", pregunta la candidata, mientras comenta que ha visto en su campaña a muchos niños. Rocío, su asistente desde hace 30 años, la secunda "sí, la buscan mucho los niños". La candidata aprovechará esa presencia infantil, el resto de la jornada la veremos acercarse particularmente a niños, saludarlos, dirigirles la mirada durante sus discursos.

PAOLA MORALES.

Robert, hay que ver lo de la ventanilla única para personas con discapacidad... ah, y por favor, hay que preguntar el nombre de la escuela que me manda el rebozo... y también el nombre exacto de la artesana que me dio el otro rebozo, el nombre exacto.

El trayecto entre uno y otro punto es de alrededor de 10 minutos y Josefina no deja de trabajar.

"Se acercan mucho los niños y me dicen 'yo voy a votar por ti' y yo pienso: 'Uy, ojalá pudieras'"...

Rocío, no puedo abrir mi WhatsApp, ¿ me ayudas? Necesito ver a Eduardo, Rodrigo y Edith... Necesitan mucha infraestructura. Suelta todo, así, como ráfaga.

En este encuentro, en la bodega de la Unión de Floricultores Los Morales, participan alrededor de 200 personas que apoyan a la candidata, muchos "panistas de toda la vida", a decir de ellos mismos.

PAOLA MORALES.

"Bravo, sí se puede, sí se puede" grita Omar Vázquez, representante del PAN ante el INE en Tenancingo, interrumpiendo el discurso de Vázquez Mota. Voltea a ver a las mujeres que tiene a la izquierda, "ya ven, ya les gané". "Espérate, ahorita te voy a ganar", le responde una de ellas, Lupe, quien minutos después tomará el micrófono para denunciar coacción del voto por parte del PRI.

Se acercan mucho los niños y me dicen: 'Yo voy a votar por ti' y yo pienso: 'Uy, ojalá pudieras'".

Para quien fue la primera mujer en llegar a la titularidad de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en el año 2000 es "una tragedia el uso electoral que se le ha dado a los programas de Sedesol, es una regresión democrática, el propósito más importante es siempre fortalecer la vida institucional, y lo que estamos enfrentado hoy es justamente el empeño de debilitar a las instituciones, no sólo en su misión, sino en su credibilidad, gravísimo este uso faccioso de las instituciones para guerras sucias, para ganar una elección."

Aquí Josefina recuerda que es egresada del IPN, promete 10 mil empleos mensualese impulsar la educación dual a nivel medio superior (cursar la preparatoria junto con una carrera técnica).

PAOLA MORALES.

Después de este punto, The Huffington Post se separa de la candidata debido a reuniones privadas, explica la gente de su campaña. Son 11:35 horas.

Antes de perderla de vista por alrededor de 5 horas, en las que --dirá más adelante-- se reunió con empresarios y organizaciones sociales, hace una última visita al taller de rebozos "Tenancingo".

Ahí la recibe Hermilo López y su familia, quienes han dispuesto la casa de gran patio para recibir a Vázquez Mota con bebidas, hilos y varios de sus empleados que le muestran el proceso para elaborar un rebozo.

Una de ellas, Patricia, tiene 25 años hilando, cuenta que esa labor normalmente la hace desde casa, pero que don Hermilo le pidió que este día acudiera a hacerlo en el taller.

-¿Sabes quién?, se le pregunta.

-"No, la verdad no la ubico muy bien".

La candidata recorre el lugar, entra a un cuarto de exhibición del taller y ve una foto que don Hermilo muestra para la ocasión. En la imagen se le ve cuando era diputada en uno de los patios de San Lázaro posando con él y su esposa cuando acudieron a una feria artesanal. "Tenía unos kilitos de más", dice Josefina sobre la fotografía.

Niega sentirse obligada a ganar la gubernatura del Estado de México, como una muestra de que el PAN puede ganar la Presidencia en el 2018

"Me he hecho una promesa a mí misma de sólo concentrarme en el 2017. Yo estoy haciendo mi parte y estoy tratando de dar lo mejor que tengo, lo mejor que puedo, ahora cada quién tiene que hacer su parte, el partido, los ciudadanos. No hay nadie que pueda ganar solito, así que yo tengo esa confianza y lo que tenemos que romper es la indiferencia."

Durante alrededor de 5 horas, la candidata tuvo reuniones privadas en el restaurante Barrio Porteño y Las Tejas, en Toluca de Lerdo. Como nosotros, parte del equipo logístico de campaña espera afuera de los sitios y queda la sensación de que lo realmente importante está pasando ahí adentro.

La volvemos a ver hasta el mitin programado a las 18 horas en la Plaza Cívica de Zinacantepec, donde a unas cuadras de llegar el convoy de Josefina se cruza con el de Delfina Gómez, quien también realiza proselitismo en el lugar. Son las 18:17 horas.

"Ella (Vázquez Mota) y el Peje son los buenos", dice un hombre arrinconado en una parte del parque, cerca de donde se realiza el acto al que llega la candidata caminando, abriéndose paso entre la gente que la fotografia, le toma las manos, le hace peticiones.

PAOLA MORALES.

Llega al estrado donde ya están esperando Víctor Guerrero, fundador del partido en el Edomex; el presidente del PAN en la entidad, Víctor Hugo Sondón Saavedra, y Santiago Creel, entre otros liderazgos, y es ahí donde Josefina descarga que a punta de votos sacarán al PRI del poder.

PAOLA MORALES.

Un hombre con una gorra roja del PRI ondea una bandera de la candidata, mientras las mujeres que lo acompañan, todas de baja estatura, se suben a las sillas gritan, echan porras. Junto a ellos, un grupo de cuatro niños trata de entretenerse.

Édgar, de 6 años, se tapa los oídos con las manos sucias de tierra, se recarga en su hermana y se cubre el rostro con el largo cabello de ella.

Josefina termina su discurso y la lluvia, que comenzó a caer hace minutos, arrecia, con ella, la gente se apresura a abandonar el lugar. En el estrado sólo quedan algunos liderazgos locales del partido que aprovechan para sacarse fotos.

De regreso a Huixquilucan, la candidata intercambia mensajes en el grupo "Familia muégano", les manda fotos del mitin, les escribe sobre sus pendientes. Llegamos a la Ciudad de México alrededor de las 21 horas. Ella aún tiene otra reunión, antes de que alrededor de medianoche se vaya a la cama. ¿Y mañana? Mañana hay que grabar spots.

AL AMANECER

"Soy una persona que ama muchísimo la vida y soy una persona de fe, procuro antes de salir de la cama decir 'gracias dios mío, un día más' y luego ya veo mi blackberry o mi celular para ver qué notas hay y listo, empezamos el día."

También te puede interesar:

Candidatos al Edomex se van con todo contra Vázquez Mota

Estado de México, las campañas estatales más caras de la historia

COMENTA CON NOSOTROS


Zona Critica. El escrutinio de las ideas. ®
Tlaxcala, Tlaxcala.
www.zonacritica.com