Periodismo social, político y de investigación.
A debate la autonomía financiera de los tribunales electorales de los estados por la ATSERM
.
21/Abr/2017
Guadalupe Salas
El magistrado César Lorenzo Wong Meraz dio a conocer que uno de los temas torales programados en los trabajos del Congreso de la Asociación de Tribunales y Salas Electorales de la República Mexicana A.C. (ATSERM) que se realiza en la entidad, se centrará en el análisis sobre la autonomía financiera de los órganos electorales estatales. 

Durante el acto protocolario de inauguración, a cargo de Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación Federal y la presencia de Marco Antonio Mena Rodríguez Gobernador del Estado de Tlaxcala entre otros, el Presidente de la Asociación dijo que la democracia en México enfrenta retos que nunca antes había tenido que desafiar, pues recientemente la sociedad mexicana ha cuestionado la eficacia del sistema democrático y sus instituciones. 

Por ello, el trabajo de los tribunales y salas electorales se debe traducir en la certidumbre de instituciones sólidas que velen por la democracia, a través de la sinergia entre las mismas. 

Respecto a la autonomía financiera, los presupuestos de los tribunales electorales dependen año con año de los congresos estatales, situación que permite a alguno de los poderes estatales ejercer presión sobre los órganos electorales, en aras de tratar de influir en el actuar de dichas organizaciones que resuelven lo relativo a la elección de los cargos públicos en su estado, afirmó. 

En ese tenor dijo que se encuentran los procedimientos administrativos seguidos a magistrados electorales locales, como el caso de Tabasco y el de Quintana Roo en el que el congreso de aquel estado les ha perseguido, pasado por alto que el Senado de la República los designó por estar cierto que reunían los requisitos de elegibilidad. 

Bajo esta circunstancia, que se debe de buscar que el procedimiento de responsabilidad administrativa se legisle en la próxima Reforma Electoral para que no sea llevado por los congresos locales, dijo ante magistrados electorales de las entidades del país que se dieron cita este mediodía en Apizaco. 

Aseveró que es tiempo de modificar la tendencia que generaron las particularidades del sistema democrático mexicano cuyo desarrollo ha sido muy peculiar en relación con otros en el mundo, pues consiguió que los puestos en los órganos electorales fueran efímeros y rotativos en algunos casos de solo 3 años, cuando una vez que el estado invierte en su preparación los deshecha. 

En este congrso los magistrados también abordarán la modificación a los procedimientos de responsabilidad administrativa instaurados a los magistrados electorales, así como la evaluación y posible ratificación en sus encargos.

Este acto también fue presidido por Hugo Morales Alanís, Magistrado Presidente del Tribunal Electoral de Tlaxcala y Coordinador de la Zona Centro de la ATSERM, además de Julio César Hernández Mejía, Presidente Municipal de Apizaco.
COMENTA CON NOSOTROS
EDITORIAL

Crisis migratoria


Con la llegada de Trump a la Casa Banca las políticas migratorias de, al menos, México y Estado Unidos se converten en sendos manifiestos xenofóbicos. 

 Aunque el discurso achaca todos los males al empresario republicano, la responsabilidad de la crisis migratoria apunta mayoritariamente al sistema de gobierno mexicano y las crisis democráticas de los países de América Latina. 

 Más aún, la migración es un juego perverso del sistema capitalista para hacer mano de obra barata, con escasos derechos laborales y subsumida en la rutina de las modernas tiendas de raya, solo que a gran escala y con la paradisiaca iluminación de sus aparadores. 

Donald Trump prometio la repatriación inmediata de 3 millones de migrantes como el primer objetivo a cumplir de su promesa de campaña; la medida asegurará, en términos de la coloquial política de Trump, que esos empleos los ocupen los desempleados blancos. 

La crisis de las democracias latinoamericanas comparten con la crisis del sistema de la democracia capitalista, son su reflejo y, en menor escala, su destino. 

 Además, América Latina combate con un pasado de dependencia e intervención: control de la soberanía y, ahora, alineación del dogma de la producción a bajo costo, acumulación y mercado. 

 Más allá de los temores que el discurso oficial vierte para no pensar o entrarle a nuevos modos de gobernanza, producción o relaciones sociales diferentes a los impuestos, la responsabilidad del actual gobierno es la de defender la soberanía nacional aún inscrita en los artículos constitucionales y salvaguardar la dignidad contra los atavismos y las vueltas al pasado de, ojala no suceda, los Santa Ana o los Díaz.



Zona Critica. El escrutinio de las ideas. ®
Tlaxcala, Tlaxcala.
www.zonacritica.com