Periodismo social, político y de investigación.
Madre de Lesvy acusa a la PGJ capitalina de negar el acceso al expediente
.
19/May/2017
Proceso

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A quince días de hallazgo del cuerpo de Lesvy Berlín Osorio, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) no ha permitido el acceso a la carpeta de investigación, ni a las evidencias del caso, denunció la madre de la joven asesinada en Ciudad Universitaria el pasado 3 de mayo, Araceli Osorio.

En una velada a la que convocaron los familiares de la joven, de 22 años, así como colectivos feministas de la UNAM y de diferentes estados, Osorio aseguró que carecen de información oficial sobre el caso.

Por ello, pidió que el homicidio de su hija no sea un acto más de impunidad “como lo que pasó con las muertas de Juárez, con los estudiantes de Ayotzinapa”, dijo.

Luego del recorrido, que comenzó alrededor de las 19:30 horas y finalizó en la caseta telefónica donde fue encontrado el cuerpo, la madre de “Berry”, como era conocida la universitaria, presentó a Sayuri Herrera Roman como representante legal de la familia.

En su participación, la litigante que además pertenece al Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Victoria, hizo un llamado a la PGJ para que permitan el acceso a la carpeta de investigación y con ello garanticen el “mínimo derecho” al que tienen los familiares de la víctima.

También pidió a la dependencia la entrega de copias sobre el expediente para poder iniciar su trabajo de litigio y elaborar un análisis técnico del quehacer de la Procuraduría.

“Tenemos derecho a aportar pruebas. Pedimos dignificación a la memoria de Lesvy, verdad y justicia en el caso”.

Una vez concluida la marcha en la que participaron al menos 100 estudiantes, en su mayoría mujeres, el padre de Lesvy indicó, por separado, que la familia no ha recibido ningún tipo de apoyo por parte de la Universidad.

A su vez, los colectivos feministas que apoyaron a los familiares hicieron un pronunciamiento en el que exigieron al rector de la UNAM el esclarecimiento del caso, que se garantice que no se repetirá un hecho similar de violencia, así como un acto público en el que el rector Enrique Graue reconozca a Lesvy como miembro de la comunidad universitaria.

De igual forma, acusaron a la Universidad y a la PGJ de revictimizar a la joven y de incumplir con los estándares internacionales de derecho al difundir información falsa de “Berry”.

“Ello demuestra falta de sensibilidad de la UNAM y de la Procuraduría. Lesvy merece ser recordada”, sentenciaron.

La velada concluyó cerca de las 21:00 horas, con una ofrenda en la caseta telefónica en la que colocaron flores blancas, veladoras y cruces de color rosa, en recuerdo a otros casos de feminicidio en el país, ya que madres de otros jóvenes desaparecidos se hicieron presentes.

“Queremos vivas a todas las mujeres, no más feminicidios”, corearon las jóvenes en CU.

COMENTA CON NOSOTROS
EDITORIAL

¿Venganza o desquitanza en el Congreso?

En esta semana diversos medios de comunicación locales, reportaron la misma noticia: “Por coqueta remueven de la Mesa Directiva del Congreso a diputada del PRD”, “Truenan a perredista simpatizante de AMLO de Mesa Directiva”, “Amaro cumple sus amenazas y corre a Floria de la Mesa Directiva”. 

El hecho tiene relevancia porque a la diputada local en cuestión fue depuesta del cargo que ocupaba en la Mesa Directiva del Congreso sin haber cometido ninguna violación al reglamento Interior del Congreso, ni faltar a alguna de sus responsabilidades legislativas, sino por el señalamiento de sus correligionarios de cometer traición al partido que la llevo por la vía plurinominal al cargo de Diputada Local que hoy ocupa, al manifestar públicamente su apoyo al precandidato de otro partido. 

El hecho es uno más de los excesos en los que ha incurrido el Congreso Local y cada uno de los Diputados que con su voto concretaron la destitución de la Mesa Directiva de la mencionada diputada, lo novedoso es que dicha remoción se había anunciado como una amenaza y se cumplió con la complicidad de “débil” Presidente y de la propia Junta de Coordinación y Concertación Política. 

Algunos acostumbran decir que en los detalles está el demonio. En este caso que parece intrascendente para la política local y que concierne solo a los militantes de un partido, se manifiesta lo más reprobable de la política local, como es el uso caciquil del poder público para concretar una venganza, o para infringir un castigo injurioso por la forma en que se ha concretado. 

Muchas dudas surgen ante este hecho: ¿El Congreso ha cedido a la política de presión y de chantaje del líder tianguista hoy diputado Alberto Amaro para concederle los caprichos que se le ocurran?, ¿Este es el primer acto nefasto del llamado Frente Amplio Opositor en el Congreso del estado?, ¿El hecho se enmarca en violencia política de género?

 Lo cierto es que la venganza política siempre es reprobable y siempre tiene una motivación perversa guiada por la impotencia que genera que otra u otras personas no se sometan a la voluntad del líder. 

Así ocurrió en la legislatura pasada cuando el Congreso reestructuro destituyo de la presidencia de tres comisiones importantes a Diputados que se opusieron a la redistritación que propuso el entonces Gobernador Mariano González Zarur.



Zona Critica. El escrutinio de las ideas. ®
Tlaxcala, Tlaxcala.
www.zonacritica.com