Periodismo social, político y de investigación.
A propósito de Texoloc
.
15/Jun/2017

Luego de la apuesta al olvido del ex alcalde Miguel Ángel Covarrubias que le llevara a la realización del polémico promocional con matices electoreros en que emula al protagonista de la serie House Of Cards escaló a nivel internacional y por lo que el estado ha sido de nueva cuenta objeto de críticas, aquí una mirada a lo que Zona Crítica expuso apenas en junio del año pasado sobre el municipio de Texoloc.

La ley lo permite, pero la sucesión del poder público en Texoloc, del hijo a la madre, debería analizarse cuando al parecer el, o la aspirante, están defenestrados por la opinión pública. 

Los señalamientos de la población sobre el desvío de recursos para la campaña de la mamá de Miguel Ángel Covarrubias deberían tomarse en cuenta, por salud social, por la LXI Legislatura y el Ejecutivo del Estado. Ingobernabilidad en el municipio de Texoloc, presunto desvío de recursos y visos de despotismo pone a la vista esos cacicazgos que, en esta ocasión, encarnó mediáticamente entre familiares, pero que también se da entre partidos políticos. 

Aunque el problema de fondo no es el sistema de partidos ni las leyes electorales que llevan a personajes al poder, queda claro que la señora de Covarrubias no es Cristina Kirchner; pese a eso, el rasero es la medida de alejamiento entre los intereses sociales y los gobiernos.

Hoy interesada, ayer no. La población de Texoloc no quiso hacer suyas las demandas de los campesinos que acusaron a Covarrubias de violar los acuerdos de las asambleas de pueblo para permitir los trazos del gasoducto Morelos; tampoco Sergio Hernández (panista-perredista) formó un frente contra Elecnor y la CFE. 

El reclamo es legítimo, más de 800 firmas (dicen los medios) para solicitar al Congreso del Estado su intervención. Si se quieren disipar las dudas y llevar la gobernabilidad a Texoloc, eliminar la tensión a pocos meses de la sucesión, los poderes estatales deben atender el reclamo de la población. 

Lo que sucede en Texoloc algún parecido tiene -esperemos que no como acto premonitorio- con el cuento de Edmundo Valadés; salvo las diferenciaciones que puede haber entre dos siglos, el esquema universal es el mismo: pequeños cacicazgos y sucesiones de poder entre familias (genéticas o de artificio, o sea, partidistas).
COMENTA CON NOSOTROS


Zona Critica. El escrutinio de las ideas. ®
Tlaxcala, Tlaxcala.
www.zonacritica.com