¿Caballero Yonca, responsable de los hechos violentos en Ixtenco?
(O P I N I O N)
20/Mar/2018

UNIDAD DE DATOS
 

Salvo muy honrosas excepciones, el abuso de poder es el vicio más recurrente en los ayuntamientos del estado. Alcaldes que se hacen millonarios y desaparecen sin dejar rastro, nula rendición de cuentas, nepotismo e impunidad, entre otros males, convierten a las presidencias en unos verdaderos paraísos de corrupción.

Ante esta situación y la nula respuesta de las instancias para procesar a los alcaldes por enriquecimiento ilícito y abuso de poder, los casos de justicia por mano propia en contra de quienes se considera no hacen bien su trabajo se vuelve cada vez más cotidiano en nuestro país.

La semana pasada y a través de los medios de comunicación, pudimos ser testigos de cómo el alcalde de Ixtenco, Miguel Ángel Caballero Yonca, tuvo que ser rescatado por la policía estatal, ante el riesgo de que los ciudadanos pudieran lincharlo, luego de que con lujo de violencia intentó desalojar a un grupo de pobladores que tomaban desde el 15 de enero la presidencia municipal.

La Secretaría de Gobierno, encabezada por Tito Cervantes Zepeda, sostenía platicas permanentes con Caballero Yonca, y le recomendó varias veces al alcalde que el conflicto lo solucionara a través del diálogo y la concertación, pero éste no escuchó, e hizo caso omiso. Envalentonado, el presidente municipal intentó “darles su merecido a los agitadores”.

Los resultados, cinco horas de enfrentamientos entre pobladores y policías, un individuo gravemente lesionado, más de 20 heridos, daños al edificio que alberga la presidencia municipal y la destrucción de seis patrullas.

Si bien una de las funciones de la Secretaría de Gobierno es prevenir y conducir la resolución de conflictos que se susciten en el estado mediante acciones de conciliación, no es papel ni del Gobernador, ni del Secretario de Gobierno, ni de los diputados del Congreso Local, que los alcaldes manejen sus recursos con honestidad y atiendan de forma eficiente las demandas ciudadanas para cumplir con las expectativas que les demandan.

Caballero Yonca, fue acusado de beneficiar directamente a familiares los cuales tenían asignadas funciones específicas dentro de la administración, además de diversas irregularidades, como la retención de salarios al personal, despidos injustificados, y turbios manejos de los recursos públicos.

Y a pesar de que el edil insista en que este conflicto es organizado por un grupo de perredistas lo cierto es que los pobladores ya no lo quieren más en funciones.

Si queremos llegar al corazón del problema, entonces se tendrán que modificar los elementos del sistema que favorecen el despilfarro y la corrupción en las alcaldías. Además de castigar a los políticos deshonestos con cárcel, deberían inhabilitar y hacer público el nombre de todos aquellos funcionarios que traicionan la confianza de las personas.

Mientras esto no suceda, lamentablemente hechos como el de Ixtenco irán en aumento….
 
  También en UNIDAD DE DATOS...  
 
2019-06-21
 
2019-05-31
 
2019-05-25
www.zonacritica.mx 2018 Legal y Privacidad Contacto Periodismo Social, Político y de Investigación