Detecta CNDH deficiencias en centros penitenciarios de Taxcala
.
Iván Muñoz Pérez
03/May/2018

MÁS VALE DATO EN MANO
 

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) detectó deficiencias para garantizar los derechos de las personas privadas de su libertad en el centro de reinscersión social del estado de Tlaxcala y el Cereso de Apizaco. Ambos Ceresos tuvieron una calificación de 6.9 según el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2017 que presentó el día de ayer la CNDH.

De acuerdo al informe, la CNDH detectó deficiencias en los servicios de salud de los Ceresos del estado y falta de mecanismos de prevención y atención de violaciones a derechos humanos, así como vías insuficientes para la emisión de quejas por probables violaciones a los derechos.

Además, detectó deficiencias en las condiciones materiales e higiénicas de las instalaciones, falta de normatividad que rija los centros, insuficiencia de personal de seguridad y custodia, en insuficientes actividades laborales que ayuden a la reinserción social o programas para la prevención de las adicciones y desintoxicación voluntaria.

La CNDH visitó 198 centros varoniles, mixtos y femeniles para evaluar cinco rubros sobre las garantías a la integridad personal del interno, a una estancia digna, las condiciones de gobernabilidad, las medidas para la reinserción social y programas especiales para grupos específicos (mujeres, personas mayores, indígenas, discapacitados, VIH/Sida o adicciones).

La CNDH emitió una calificación nacional de 6.3, lo que significa que existe una crisis de derechos humanos al interior de las cárceles de México; sólo los centros penitenciarios de Guanajuato y Querétaro reportaron medidas que garantizan los derechos, mientras que las cárceles de Sinaloa, Tabasco, Zacatecas, Baja California Sur, Quintana Roo, Nuevo León, Hidalgo, Tamaulipas, Guerrero y Nayarit tuvieron los promedios más bajos (5.6 - 4.1).

Sin embargo, no siempre fue así en las cárceles de Tlaxcala. En los últimos 10 años las garantías para la protección de los derechos humanos se han reducido: en 2010 la entidad tuvo una calificación de 7.8, promedio que paulatinamente ha ido a la baja hasta cerrar en 6.9 en 2017.

Entre las buenas prácticas en los Ceresos de Tlaxcala, la CNDH destaca la ausencia de cobros, extorsión o soborno; capacitación del personal penitenciario, integración de los expedientes de cada preso, separación de procesados y sentenciados, actividades educativas y atención especial a personas que viven con VIH/Sida. 

El dato. 
Según datos de la Secretaria de Gobernación, en México cuatro de cada 10 reos permanecen en la cárcel sin haber recibido una sentencia condenatoria que determine su culpabilidad o no.
 
  También en MÁS VALE DATO EN MANO...  
 
2018-08-19
 
2018-07-20
 
2018-07-18
www.zonacritica.mx 2018 Legal y Privacidad Contacto Periodismo Social, Político y de Investigación