Congreso femenino
.
05/Jul/2018

EDITORIAL
 
Las acciones afirmativas del Tribunal Electoral de Tlaxcala (TET) y del Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE), con el reclamo y la lucha de mujeres y hombres del estado, lograron que, por primera vez en la historia de las legislaturas locales, las mujeres sean mayoría en el Congreso.

Serán cerca de 17 diputadas, 10 electas por la vía de representación proporcional por el criterio de que las mujeres encabecen la listas pluris de los partidos, y 7 de la coalición Juntos Haremos Historia, con sus 15 distritos electorales ganados.

Con el viraje a la izquierda y la mayoría femenina el Congreso del Estado, se tiene la oportunidad de reivindicar las demandas de las mujeres, recoger la agenda feminista y lograr las modificaciones a la ley que garanticen y fortalezcan los derechos.

Se plantea por lo tanto una oportunidad para desarticular los discursos desde un poder público que obligue a los hombres a repensar los géneros, a validar los derechos y concretar la normas.

La voluntad política de la izquierda se da por descontada sin la implicación de someterse a la agenda inflexible de los partidos; la LXIII legislatura pinta para ser una bocanada de aire fresco.

Sin embargo, el riesgo es que, aunque haya un congreso con mayoría femenina, sea adverso al feminismo; ese es sin duda el reto para las organizaciones civiles y para los partidos de izquierda, además de tener esa alianza contradictoria de la derecha cristiana representada por el PES que debe ser superada en el contexto de la renovación de la vida pública y los prejuicios arcaicos.

Sin duda la expectativa crece por la empatía que la izquierda debe tener con las causas sociales para reivindicarlas una que llega al poder; lo contrario sería la desesperanza. Empero, ahora más que nunca la sociedad debe aprovechar la apertura política para exigir lo legítimo.
 
  También en EDITORIAL...  
 
2018-09-17
 
2018-09-14
 
2018-09-13
www.zonacritica.mx 2018 Legal y Privacidad Contacto Periodismo Social, Político y de Investigación