El novio la mató y violó a la hija. El crimen de Ana Karen fue hace 2 años y sigue impune, en Coahuila
.
Sinembargo.mx
07/Jul/2018

NACIONAL
 

Ana Karen fue violada y asesinada en Torreón, Coahuila, en 2016. Su madre, Diana Elisa, relata que el hombre también agredió sexualmente a su nieta y el cadáver de su hija.

Ya pasó más de un año y medio y el hombre sigue prófugo. La señora Diana Elisa busca desde entonces justicia para Ana Karen y su nieta, y en su camino ha encontrado obstáculos, pues refiere que las autoridades no tomaron en cuenta las pruebas que ella recuperó de la escena del crimen [como el arma blanca y el celular de su hija], además de que cada vez que acude a solicitar avances recibe un “no hay nada” como respuesta.

Ciudad de México, 6 de julio (SinEmbargo).- Ana Karen Félix Ortiz fue violada y asesinada presuntamente por su novio Jorge “N”, quien también atacó sexualmente a la hija de la joven víctima. El crimen ocurrió el 3 de noviembre de 2016 en Torreón, Coahuila, y hoy sigue impune.

Ana Karen tenía 27 años, era cosmetóloga y trabajaba en una estética. Su sueño era poner su propia estética, narra Diana Elisa Félix Ortiz, madre de la víctima, en entrevista con SinEmbargo.

“Ella era muy alegre. Le gustaba maquillar a toda la gente. Siempre andaba muy bonita, se peinaba muy bonito. Era una persona demasiado alegre, tenía una risa que te contagiaba”, recuerda la señora Félix Ortiz.

Ana Karen vivía con su hija y su pareja, Jorge Bonifacio “N”, en una casa de dos pisos en la colonia Residencial del Norte en Torreón. Llevaban al menos dos años de relación. Al novio lo conoció en 2014 en Texquelucan, Puebla.

“Cuando mi hija se casó con el papá de mi nieta, esa persona se la llevó a vivir a Ciudad de México y de ahí se fueron a Texmelucan. Después, ellos tuvieron problemas y yo me traje a mi nieta a Torreón. Y luego de que se separaron, su ex esposo se mudó a México y ella se quedó en Texmelucan, ahí conoció a ese sujeto [Jorge “N”]”, rememora la madre.

Ana Karen fue asesianda en 2016 por su pareja y el padrastro de su hija. Foto: Especial

Diana Elisa recuerda que por aquella época “me comentaron que [Diana] ella andaba con un sujeto muy malo, muy feo. Entonces yo fui por mi hija y me la traje a Torreón”. Pero Jorge se mudó también, “este fulano vino siguiéndola hasta Torreón, pues a ella se le hizo bonito y empezó la relación con él”.

A Diana no le daba buena impresión su entonces yerno y desaprobó la relación. Ese desacuerdo provocó una ruptura con su hija en junio de 2016: dejaron de dirigirse la palabra por casi tres meses.

“Traté de quitárselo por segunda vez, ya no pude. Discutimos ella y yo por el fulano. Ya no pude quitárselo. Me dijo: ‘es mi vida y yo voy a estar con él’. Ella era una persona adulta, de 27 años, y yo le dije: ‘es tu vida’. Nos peleamos y nos dejamos de hablar por él”, lamenta.

La tía de Ana Karen vivía a una cuadra de la joven. La familiar organizó una reunión el 31 de octubre de 2016, en donde madre e hija arreglaron sus diferencias, pero la reconciliación le duró poco a Diana.

La última vez vio a su hija fue el 2 de noviembre. Acudió a visitar la tumba de su madre y ahí se encontró con Ana Karen, quien le pidió asilo para ese fin de semana.

“Ese día me dijo  que teníamos muchas cosas que platicar me dijo: ‘no sabes cuanta falta me has hecho’, y yo le dije que la esperaba el fin de semana. Era jueves. Ese día yo vi a ese fulano con un camisa tan bonita que dentro de mi dije: ‘que guapo se ve ese maldito’. Y ese mismo día, en la noche, mató a mi hija”, relata.

El TRÁGICO DÍA

La mañana del viernes 3 de noviembre, Diana conducía su vehículo en dirección a su  empleo cuando recibió una llamada alrededor de las 7:45 de la la mañana. Era su hermana Nora. La mujer recuerda bien esa conversación:

–Necesito que te vengas de inmediato a la casa, aquí tengo a tu nieta.

 
  También en NACIONAL...  
 
2018-09-20
 
2018-09-17
 
2018-09-13
www.zonacritica.mx 2018 Legal y Privacidad Contacto Periodismo Social, Político y de Investigación