Ocho partidos, la debacle en el Congreso
.
09/Jul/2018

EDITORIAL
 
Ayer el Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE) determinó la distribución de las 10 candidaturas plurinominales entre ocho partidos políticos. De acuerdo al número de votos, al partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) le asignaron dos pluris, lo que significa que ocupará 12 de las 25 curules en la LXIII Legislatura local y 17 como coalición de acuerdo a la suma de las tres diputaciones asignadas al Partido del Trabajo (PT) y las dos del Partido Encuentro Social (PES).

El voto ciudadano del 1 de julio además de que le negó la reelección a los diputados locales que la buscaron, arrinconó a los partidos que históricamente fueron mayoría en el Congreso a la tercera, cuarta y quinta posición.

Y es que, en la siguiente legislatura el Partido Revolucionario Institucional (PRI) tendrá solo una diputada y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) dos diputados, uno electo por mayoría relativa y otro plurinominal; a ellos se sumarán los dos diputados plurinominales asignados al Partido Acción Nacional (PAN).

Del mismo modo, a los partidos Verde Ecologista de México (PVEM), Nueva Alianza (Panal) y Movimiento Ciudadano (MC) les corresponde una diputación plurinominal. Mientras que el gran fracaso en esta elección fueron los partidos Alianza Ciudadana (PAC) y Socialista (PS) que no lograron consolidar ninguna diputación por las dos vías debido al bajo número de votos.

Si se mantienen las alianzas y no pasa nada extraordinario, la ahora coalición de oposición (PRI, PAN, PRD, PANAL, MC y PVEM) en el Congreso solo tendría 8 diputados.

Con este escenario, el reto para estos partidos será modificar la percepción ciudadana que los llevó a la derrota; primero entender que, contrario a lo que dijeron, la congruencia ideológica aún sigue siendo un valor en tiempos en los que el relativismo ha llevado a discursos pseudo pragmáticos. Por otro lado, deberán asumir una actitud acorde a los tiempos y el reclamo social, dejar la opacidad y salir del discurso conservador.

La responsabilidad y el reto de los diputados de la coalición Juntos Haremos Historia es doble ya que deberán conducirse con transparencia, abrir los canales de diálogo con la sociedad y el Ejecutivo del estado pero, sobre todo, asumir su tarea de fiscalizadora de los entes sin las típicas acusaciones de corrupción, reformar el modo de legislar, además de poner en la mesa los temas que demanda la sociedad para la consolidación de una verdadera democracia y equilibrio de poderes.
 
  También en EDITORIAL...  
 
2018-07-19
 
2018-07-18
 
2018-07-18
www.zonacritica.mx 2018 Legal y Privacidad Contacto Periodismo Social, Político y de Investigación