“Se impuso una candidatura, se mató la democracia interna, se avasalló a los competidores internos, se agandallaron todas las posiciones, se cedieron las candidaturas a nuestros adversarios históricos, se dilapidó el capital político, se traicionaron los principios, se hizo una campaña mediocre, carente de emoción y talento…

También “se cometieron todos los errores posibles, se subordinó la vida de un partido a defender los delitos de un dirigente y candidato fallido, se le dio la espalda a la militancia, se le dio la espalda a nuestros simpatizantes, le fallamos a México…”

Reproductor de video
00:04
02:49