Adiós 62 Legislatura... ¿qué esperamos de la 63?
.
Tlaxcala, Tlax.
28/Ago/2018

EDITORIAL
 
El Congreso del estado aceleró las iniciativas y concluyó los temas pendientes que interesan al Ejecutivo local. Se definió a los encargados del Comité de Participación Ciudadana, a los magistrados del Tribunal de Justicia Administrativa y, justo ayer, se eligió a la titular del órgano interno de control del sistema estatal anticorrupción. 

Poco interesó el tema de la legitimidad de la 62 legislatura después de que en la pasada elección los tlaxcaltecas, no solo reprobaron el trabajo de 12 de 25 diputados que buscaron la reelección, sino que rechazaron lo que representan y representaros sus partidos políticos al interior del Congreso. 

Las designaciones, así como la aprobación de las cuentas públicas y las reformas que el titular del Ejecutivo envío al Congreso en materia de seguridad y otras, buscan tapar los resquicios que puedan llegar a incomodar a la administración pública. 

Por otro lado, en escasos dos días se abrirá un nuevo capítulo en la historia de la "democracia" tlaxcalteca, donde se avizora un verdadero equilibrio de poderes. 

Las funciones legislativas que radican en la fiscalización, la creación de iniciativas y la designación de recursos y funciones de la estructura gubernamental suponen, con la 63 Legislatura, el desarrollo de un nuevo esquema de ejercer la función pública como lo ha señalado el partido Morena y su líder moral, ahora presidente de la república. 

Algunos han mencionado que al interior del partido existe la preocupación de que el bloque de Juntos Haremos Historia fracase en ponerse de acuerdo para no repetir en el Congreso local las viejas prácticas; esa es la expectativa que se ha convertido en reto para los diputados que llegan con la mayoría al parlamento.

Por lo tanto, tienen el reto de ser una oposición responsable y cumplir con los principios del congreso con una fiscalización transparente y objetiva, una legislación apegada a las necesidades sociales y el equilibrio justo entre los poderes para evitar los excesos justo en un contexto en el que muchos grupos sociales demandan la reivindicación de sus derechos, la visibilización de los problemas de género, trata de personas, contaminación ambiental y otros que durante sexenios se han tratado de manera sesgada.  

Sin embargo, antes de que el partido asuma la presidencia y se renueven los congresos ya hay malos presagios. Tras revisar las opiniones que se fueron dando desde 2017, incluso de los propios morenistas como John Ackerman y Taibo II, en torno a la conformación político partidista de Morena, se vaticinaron giros a la derecha con toda esa estructura que formó a lo largo de su camino hacia la elección presidencial. 

Hoy, los medios internacionales y la izquierda no partidista ven en AMLO a un neoliberal  moderado, con más afinidad a la política de bienestar que al socialismo que se entrevió en América Latina el siglo pasado. 

Con eso y con los perfiles que ha sumado, se mantiene a la expectativa ese cambio casi revolucionario que prometió el partido de la regeneración. 

Sirva esto de contexto para medir cuáles son las expectativas de los tlaxcaltecas en esta nueva fase de la historia del parlamento local, cuáles son sus alcances y cuáles sus retos; parece que lo único claro es que no deberá ser como siempre ha sido y eso, para empezar, ya es un buen punto de partida.

Se va la 62 legislatura local y la expectativa crece en torno a una 63 que se espera sea progresista y al menos sirva de contrapeso, pluralidad y desarrollo de la incipiente democracia tlaxcalteca. 
 
  También en EDITORIAL...  
 
2018-11-13
 
2018-11-11
 
2018-11-09
www.zonacritica.mx 2018 Legal y Privacidad Contacto Periodismo Social, Político y de Investigación