Adolfo Escobar en libertad; ¿críticas al sistema de justicia penal?
.
Tlaxcala, Tlax.
19/Dic/2018

EDITORIAL
 
La tarde de ayer el Juzgado de Control y de Juicio Oral del Distrito Judicial de Sánchez Piedras, en Apizaco, concedió al ex alcalde Adolfo Escobar Jardínez la libertad bajo caución, y el pago de una fianza por 200 mil pesos para seguir el proceso en libertad por el homicidio culposo del ciclista profesional Carlos López.
 
La justicia local determinó que el próximo jueves resolverá si es vinculado a proceso por el delito de homicidio o es absuelto de la responsabilidad.  

Se acordó que el ex alcalde deberá firmar mensualmente en el Centro de Reinserción Social de Apizaco y asegurar que no salga del estado para sustraerse de la justicia; además, en la audiencia, Escobar Jardínez responsabilizó a su chofer, Raul N, de haber provocado el incidente. 
 
Este no es el primer proceso judicial contra el panista; acumula una serie de demandas y amparos promovidos para no pisar la cárcel, entre ellos el largo proceso judicial por la adquisición irregular del terreno donde fue construido el Polideportivo "Carlos Castillo Peraza".
 
A propósito de los hechos, mucho se ha discutido sobre la visión que el nuevo sistema de justicia penal tiene respecto al homicidio culposo y la posibilidad de que los "responsables" obtengan la libertad mientras se desarrolla el juicio. 

De acuerdo al artículo 19 constitucional solamente se aplicaron seis o siete delitos que ameritan prisión preventiva: el homicidio doloso, la violación, el secuestro, la trata de personas, delitos con violencia y hechos con el fin de dañar. 

La diferencia entre el delito doloso y el culposo es la voluntad; se entiende con esto que el accidente es un hecho que escapa del ámbito de la libertad, de la conciencia y la voluntad de los sujetos, para desvincularse de todos los hechos previos que pudieron haber propiciado el accidente.
 
Así es el derecho, esas reglas que parten del deber ser, frío y poco dócil. El accidente por sí mismo es consecuencia de hechos desafortunados, de sucesos que escapan de la voluntad del hombre, más allá de muchos que piensan que, como los poetas griegos, la tragedia es consecuencia de hechos aparentemente aleatorios pero que sin duda, al final del día, son producto de la libertad humana, de lo que decidimos hacer o dejar de hacer; pero la literatura, como el arte, reflejan lo que somos más allá de las normas: la mirada moral, la responsabilidad social y ética que pesan y pesarán. 
 
  También en EDITORIAL...  
 
2019-01-07
 
2018-12-06
 
2018-12-04
www.zonacritica.mx 2018 Legal y Privacidad Contacto Periodismo Social, Político y de Investigación